jueves, 25 de septiembre de 2008

En una época muy muy lejana...

Les cuento que siento una tremenda debilidad por las historias, de aquellos que hicieron historia y que han marcado un antes y un después, soy perseguidor de moralejas y me encanta leer las biografías de aquellos que alguna vez fueron grandes personajes de la historia de la humanidad, asique no me he podido resistir a este verídico relato de hace ya, mucho tiempo, y que cuenta un poquito de un jóven que llegaría a ser una de las personas mas reconocidas de todas.


Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta: ¿Dios creó todo lo que existe? Un estudiante contestó: Sí. ¿Dios creó todo?: Sí señor, respondió el joven. El profesor contestó: Si Dios creó todo, entonces Dios hizo el mal, pues el mal existe, y si las obras son un reflejo de quien las hace, entonces Dios es malo.

El estudiante se quedó callado ante esa respuesta. El profesor se jactaba de haber probado una vez más que la fe cristiana era un mito.

Otro estudiante levantó la mano y dijo: ¿Puedo hacer una pregunta, profesor? Por supuesto, respondió. El joven se puso de pie y dijo: ¿Cree usted que existe el frío? ¿Qué pregunta es esa? Por supuesto que existe. ¿Acaso usted no ha tenido frío? El muchacho siguió: De hecho, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío en realidad es ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, y el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor, todos los cuerpos se vuelven inertes, pero el frío en realidad no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor.

Continuó el estudiante: ¿Y existe la oscuridad? El profesor respondió: Por supuesto. El estudiante contestó: Pienso que la oscuridad tampoco existe. La oscuridad es en realidad ausencia de luz. La luz se puede estudiar, la oscuridad no, incluso existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en los varios colores en que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda. La oscuridad no. Un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz. ¿Cómo puede saber lo oscuro que está un espacio determinado? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio. Oscuridad es un término que el hombre ha desarrollado para describirlo que sucede cuando no hay luz presente.

Finalmente, el joven preguntó al profesor: ¿Existe el mal?. El profesor respondió: Por supuesto que existe, como lo mencioné al principio, vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo, esas cosas son manifestaciones del mal. El estudiante respondió: El mal no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia del bien debido, y es, al igual que los casos anteriores, un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia. Dios no creó el mal. No es como la fe o el amor, que existen como existe el calor y la luz. El mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones. Es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz.

El profesor se quedó callado.

El Joven Se Llamaba Albert Einstein.

9 comentarios:

conxa dijo...

si es que se le veía venir a Albert.

Yo porque aun no he pasado a la posteridad, pero algún día te veo escribiendo algo de mí jajajajjaja
al tiempo,jajajjajaj

- YOGUR - dijo...

Te juro que me he imaginado al joven Einstein en plan Kung-Fu dándole una patada en toa la boca a su profesor Jajajajaja XD (En cierto modo se la dio)

Genial anécdota... Quiero más ;P

SaludOs!

Gaby dijo...

Que fantastica anecdota Agustín... Ese profesor debio de pensar mucho las cosas antes de volverse a atrever a retar a sus alumnos. :)

Carpincho dijo...

interesante...

Sr. Bateman dijo...

Imaginaba que al final el profesor sacaba una pistola y delante de toda la clase apiolaba al alumno listillo........

Chucho dijo...

Creo que Einstein era creyente, pero no religioso (no es algo raro).

Hace poco subastaron una carta de él donde decía que la religión era una ridiculés, pero una vez también dijo que la perfección del universo no podría darse al azar.

En fin, gran personaje. Desafortunadamente veo que a mi generación (a menos a los "cool"), les interesan poco los personajes del pasado, dicen cosas como "yo no oigo esa música, no veo esas películas o no conozco ese personaje porque soy joven".

En cierta forma entiendo que no hay que vivir en el pasado y que si no miramos hacia atrás iremos más rápido hacia adelante. Sin embargo, hay que recordar que los que no conocen la historia están destinados a repetirla. La humanidad es vieja, hay que aprovechar su experiencia.

Salu2!

Ayshane dijo...

Me ausento por vacaciones y cambias de aspecto ¿eh? jajajaja

estas historias me encantan, interesantes y con un finalencantador... el profesor naturalmente se quedó callado por la ausencia de palabras!!!

besitos grandotes!!!

Nancy Callahan dijo...

qué pena que cosas de esas no pasen en las clases que damos...normal...la mecánica cuántica no es muy filosófica que digamos...xDD

Agustín dijo...

conxa...

jaja quien sabe, en una de esas pasas a la historia y hablo de vos jeje ;)

yogur...

pues se la dió, no literalmente pero se la dió; no te cansas nunca eh??!! siempre queriendo mas... XD

gaby...

oh, ya lo creo que si, ya lo creo...

carpi...

lo mismo pensé yo ;)

sr. bateman...

seguramente eso es lo que hubiera pasado hoy en día, no te quepa duda...

chucho...

me inclino ante tus palabras, excelentes realmente, muy cierto todo :)

ayshane...

es que no había nada mas que alegar....a veces el silencio es la mejor respuesta dirían algunos..

nancy...

jajaja, pues la verdad que es cierto, hoy en día los jóvenes no dicen estas cosas..

saludetes!!