jueves, 11 de septiembre de 2008

He visto a un revolucionario actuar



Y he sido testigo además, de sus protestas, y su lamentable y angustiante forma de cambiar el mundo.

Los hechos ocurrieron en la mañana-tarde del martes, cuando me dirigía ansiosamente hacia mi destino en un autobús público, erámos unos cuantos a pesar de ser festivo, la ruta era larga y me depararía "algo más", es a lo que estoy condenado.

El viaje se realizaba con normalidad, cuando de repente, y sin darnos cuenta, el transporte se para y nos avisan que tenemos que bajarnos, porque éste está averiado, las personas bajan con normalidad y sin ningún tipo de reproches, excepto.....excepto uno, el revolucionario que cambiará el mundo, bajándose con recelo y diciendo sabias palabras de ejemplo y fortaleza:

_"Joder macho, otra vez se averió y nos hacen bajar, y el pasaje cuesta dos euros, dos euros, que además estoy en el paro y me cuesta no te jode"

Palabras que pasarán a la historia......a la historia de su patética vida, porque empezar a quejarse por pagar un servicio (en el que coincido que es un poco caro) y por un daño en el que el chofer ni siquiera tiene culpa alguna, pero hay revolucionarios un poquito torpes también, no pasa nada.

El caso, es que no pasan ni cinco minutos, cuando llega el autobús sustituto, ni yo lo podía creer, en eso empezamos a subir con moderación.....bueno, no, para que les voy a mentir, a decir verdad empecé a correr hacia el transporte para conseguir asiento, es que soy muy listo, a que si!!

Y cuando arranca, el gorditonotengonadacontraellos revolucionario se para, y propone colocar una hoja de reclamación colectiva, en eso se la pide al pobre chofer mientras éste conduce, una barbaridad, y contento de su revolución, comienza a rellenarla y a pasarla para que los demás firmen, haciendo caso omiso a la declaración del chofer:

_"Auqnue firmen todos, solo valdrá como una"

Los revolucionarios de hoy en día no escuchan, solo hablan y protestan, las épocas cambian, y las acciones evolucionan, eso un ir y venir.

En el momento en que el de adelante mío (jóven que no tiene ganas de firmar, pero que lo hace para agradar al revolucionario) estaba firmando, yo ya tenía claras mis ideas:

_"No pienso firmar, primero para llevarte la contra, segundo porque no creo que sea tan grave como para poner una hoja de reclamaciones, tercero el autobús no tiene la culpa"

Pero como si "V de Vendetta" lo hubiera detenido, pasó de largo, o a lo mejor vió mi cara de "no pienses darme ese papel pedazo de *·#$%&!!

La cuestión es que de los 65 pasajeros que éramos, solo firmaron 10, no creo que una revolución sin el apoyo de la sociedad lograse triunfar...

El señor le dió bronca, y empezó a decir:

_"Para lograr algo hay que protestar, cruzados de brazos no vamos a lograr nada, y de los 65 que somos, firmaron solo 10, cuanto solidarismo"

Repasemos, nadie me obligará nunca a firmar nada, y tampoco tengo la obligación, defiendo mis ideas como vos, y en este caso no concuerdo, está clarísimo que la culpa no fue de nadie, si querés un poco de protagonismo tirate por el balcón" pensé en aquél instante, pero no tengo la valentía de decir esas cosas a una persona, no soy así, si puedo pasar desapercibido muchísimo mejor.

Pongamos un ejemplo:

"Si vas a un lugar de comidas y pedís una hamburguesa (por ejemplo) y ésta está cruda o verde, está claro que existe un responsable, que es el que la a hecho, y estas en todo tu derecho de reclamar, colocar una hoja de reclamación o lo que te salga de la punta de la espina dorsal!!, pero si en vez de eso pedís una cola (no hago publicidad gratis!!!) te vas a sentar y ésta se te desparrama toda por abajo (el envase estaba roto por debajo) no existe ningún culpable posible, creo que en principio es tener lo que se llama, un mal día.

La cuestión es que este hombre parece que venía de antes, y también el autobus se había averiado, y luego se averió de nuevo, creo que buscaba protagonismo y la gente no se lo dió, las personas solemos perseguir la verdad y los buenos ideales al igual que en "El caballero oscuro", creo que aún quedan personas cuerdas en este mundo.

Respecto al hombre del gimnasio, no se volvió a saber nada más.

Respecto al hombre que me amenazó, gracias a dios, tampoco supe nada más.

Y respecto al revolucionario, espero que haya empezado a buscar un oficio el V de Vago.

6 comentarios:

Gaby dijo...

Agustín: Creo que necesitas venir a México para que un Chaman te haga una limpia. ;D

Mira que te encuentras con cada gente tan rara.

Este "revolucionario" parece salido de un buento de borrachos, siento que es del tipo de personas que lo único que quieren es armar problemas, si no hubiera sido por el camión, de seguro hubiera encontrado otra cosa por la cual protestar.

Y que bueno que no lo apoyaron, eso de firmar una petición solo por quitarte de encima a alguién no es nada bueno.

No puedo creer que el tipo del gmy se haya desaparecido, estaba segura que queria sacar un provecho del accidente.

Okita Soji dijo...

Tu Karma te juega muichas bormas MR AGUS JA JA JA ...A...de Astuto...BUENO CHE, Queria comentar algo gracioso...

Bueno...no me miren asi...

DA, QUE MAS DA !

conxa dijo...

yo también empiezo a creer que tienes imán para las situaciones algo irreales,nene, aprovecha la invitación de Gaby jejejeje

Thor dijo...

¿Has pensado en hablar con alguien para hacer una película de tu vida?

Agustín dijo...

jajaja y todavía no han visto nada, alguno se ha preguntado porque me he cambiado la imágen del perfil???, pues ya lo sabrán jaja, no lo creerán, no señor...

J dijo...

Siempre hay gente con ganas de dar la nota, aún a costa de hacer el ridículo.
Tú lo has dicho muy bien: la avería no es directamente responsabilidad de nadie y muy al contrario, es de agradecer que en 5 minutos os resolvieran el tema del transporte (cosa rara). Pero bueno, estos amargados-parásitossociales-quesecreenquemerecenalfombrarojaporqueelloslovalen son desgraciadamente abundantes.
Un saludo